x

¡Vivan los Gordos! (Diccionario Global de Expresiones Enriquecidas por la Palabra GORDO)

DECIDIDAMENTE, LE HE declarado la guerra a este mundo. Ya me cansé. Me importa poco pasar a ser la criatura más odiada en tanto el mayoritario enemigo deposite sobre mí sus victoriosas municiones. No me satisface la manera en que están dadas las cosas en este mundo, y por la sencilla razón de que todo está AL REVÉS. Absolutamente todo. Así que, ¡en alto esa frente! ¡La lucha, recién empieza!
     Y entre mis graves desacuerdos con la forma en que se da el resarcimiento de este mundo, figura el hecho de que no puedo creer la manera en que se ha demonizado la palabra “gordo” o “gorda”. Desconozco si existe actual cultura en que “gordo” tenga sus merecidas connotaciones, es decir, sus verdaderas sinonimias con la vida.
     Todos tenemos algún amigo gordo o al que por alguna razón específica llamamos bajo el mote de “gordo”. Y todos sabemos muy bien que difícilmente exista otra persona que sea mejor amiga que ésa a la que, muy sueltos de cuerpo, le decimos: “¡Hola, gordo…! ¿Qué miércoles hacés de tu vida?”. Que sea gordo o no, es indistinto. Conozco mucha (pero mucha) gente que al transcurso del tiempo, sorteadas las más exasperantes etapas de crecimiento, dejó de ser gordo o gorda por obra de arte, pero así y todo sus fieles amigos siguen insistiendo con lo de llamarlos “gordos”. “Che, gordo…”; “dale, gordo”; “pero qué gordo malparido, siempre se emborracha y hay que llevarlo a la casa”.
Seguir Leyendo / Encoger Nota

Lo más visto en la semana