x

Ideales vs. ideologías

idealesLa gente es blanda, y se confunde. Quizás, la riqueza de nuestro idioma haga que todo aparezca entremezclado…
¡Ay…! ¡Ayyy…!
Muchachos… ¡había que tener ideales…! ¡No ideologías!
Los ideales son nuestros. Las ideologías, ¡son de otros!
Los ideales nos alimentan. Las ideologías, las alimentamos.
Los ideales son para siempre. Las ideologías son siempre del pasado.
Los ideales son elevados; no son para cualquiera. Las ideologías son “rastreras”; cualquier rata hace sombra en ellas.
Los ideales liberan al hombre; las ideologías recluyen al mundo.
Los ideales nunca se vencen. Las ideologías, todas… están podridas.
¡Los ideales definen un rumbo, plantean una meta, constituyen el sueño inefable de un hombre de bien!
Las ideologías van de un lado a otro, carecen (por tanto) de norte alguno… y son el tibio consuelo de aquellos que ya no tienen sueños.
Entonces, amigos… ¿qué es lo prefieren? ¿Prefieren TENER ideales o PERTENECER a ideologías?
Nada reduce tanto a una persona como asumirse portador de una ideología (¡sea cual fuere!). Y nada eleva tanto a un hombre… como seguir marchando, inconmovible… según dicten susPROPIOS IDEALES.
Amén.

Lo más visto en la semana